Así es, pasando por la calle 62 x 67 estaba yo, cuando ví mucha gente amontonada viendo algo y yo: “¿qué ven?”, me acerque y veo una motocicleta debajo de un autobus, pues si, el autobus pasó encima de la motocicleta y abordo iban 2 muchachos, que afortunadamente no les paso nada mas que golpes y raspones, uno de ellos, según escuché se levantó rápidamente, mientras que el otro no supé como salió.

El autobus iba sobre la 62 de norte a sur e iba a doblar a la 67 pero le cerró el paso a la motocicleta que pretendía seguir sobre la 62, y pues ya ven como quedó, no hubo nada más que perdidas materiales, y el tradicional “embotellamiento” provocado por estos percances.

Lo bueno es que ambos pasajeros de la moto llevaban el casco puesto, porque les fué de mucha ayuda ya que uno de estos quedó todo roto.

Al muchacho de blanco supongo le dió pena salir en la foto, pero no en la mía, si no en la de los periodístas que estaban junto de mi.


Anuncios