Ayer tenia que ir a la Facultad en la mañana, así que como todo inicio de semana pues salí de mi casa temprano, fuí al Centro (Mérida), a tomar el bus de la ruta Xcanatún o Komchén, llegué y ví a un compañero(Tito), nos saludamos y nos subimos al bus(ruta Xcanatún), pasaron los minutos y llegamos a la Facultad nos bajamos fuimos a nuestros respectivos salones, al final de las clases regresé a mi casa, llegué alrededor de las 15:30, encendí la tele y me puse a ver noticias(me gustan los noticieros), estaban publicando una nota sobre un Autobus de la ruta Xcanatún que había participado en un horrible accidente, una persona murió…………….

Al ver esa noticia como que uno se pone a pensar, yo estuve en ese autobús, sí la facultad estuviera en otra ubicación, no quiero imaginar lo que hubiera pasado…. Después de eso, hoy (al día siguiente) encontré la nota en la web del Diario de Yucatán,, la nota es la siguiente:

Espectacular y mortal accidente
Chocan 3 vehículos pesados en la vía a Progreso: un muerto

La carretera a Progreso cobró ayer una víctima mortal en un impresionante accidente de tránsito en el que estuvieron involucrados tres vehículos pesados.

El espectacular percance, que obligó al cierre parcial de la carretera, movilizó a los cuerpos policíacos y de rescate y dejó pérdidas de cerca de $1 millón.

El accidente, uno de los más aparatosos registrados en esa vía en los últimos años, pudo haber sido de consecuencias mayores, ya que uno de los vehículos involucrados fue un minibús que momentos antes dejó a varios pasajeros en Xcanatún y al chocar únicamente llevaba a una mujer, quien lamentablemente perdió la vida. El minibús, de la empresa Minis 2000, quedó prácticamente destrozado, con los fierros y asientos retorcidos.

Los otros dos vehículos accidentados, dos tráileres, sufrieron daños cuantiosos.

El accidente fue de tal magnitud que hasta los policías tenían dudas sobre cómo ocurrió.

Las dudas fueron mayores porque sólo uno de los choferes de los tres vehículos se quedó en el sitio, aunque su versión pareció inverosímil para algunos oficiales.

El accidente ocurrió poco después de las 10:30 de la mañana, en el retorno habilitado a la entrada del nuevo complejo habitacional Xcanatún.

De acuerdo con el testimonio del chofer del minibús, Raúl Amílcar Ché Soloache, después de bajar pasaje en Xcanatún se enfiló rumbo a Progreso para tomar el retorno a unos 400 metros del lugar.

Antes de llegar al retorno rebasó a un tractocamión —no llevaba caja— de la empresa Saeta.

En el retorno, según el chofer, se detuvo para incorporarse al otro cuerpo de esa vía, pero su vehículo fue golpeado por el tractocamión, que lo proyectó hacia adelante justo en el momento en que pasaba —de Progreso a Mérida— un tráiler doble remolque —cargado con 50 toneladas de maíz— de la empresa Fletera Atlante.

El minibús fue chocado a la mitad y aventado a un costado, donde se impactó con el tractocamión que iba a un costado.

Según Che Soloache, el minibús dio varias volteretas, en una de las cuales la única pasajera —una vecina de Xcanatún— salió disparada del vehículo y cayó precisamente debajo del tractocamión.

Su muerte fue prácticamente instantánea, al parecer por el golpe que se dio con el pavimento.

El tráiler de la Fletera Atlante recorrió unos 150 metros y se salió del camino, avanzó dentro de la hondonada que divide los dos cuerpos de esa carretera y se detuvo —al atorarse en la vía férrea— casi al llegar al otro cuerpo de la arteria.

—Bajé del minibús y el chofer del tractocamión me dijo “¡pélate, pélate!” y se fue corriendo hacia el monte —relató Che Sloache.

El chofer aseguró que no pensó en huir y lo único que hizo fue acercarse a la pasajera, pero ésta ya había muerto.

Paramédicos de la SPV lo revisaron, ya que sufrió algunos golpes y heridas en la colisión.

Algunos policías consideraron que el impacto ocurrió porque el minibús no se detuvo al entrar al otro cuerpo de la carretera, pero no porque fuera golpeado por el tractocamión.

El peritaje quedó a cargo de la Policía federal Preventiva, aunque hasta anoche no se informaban los resultados.

El conductor del otro tráiler, de nombre Faustino, permaneció en el sitio. Aunque negó ser el chofer de la unidad, empleados de la fletera lo identificaron como tal.

Los tres vehículos estaban asegurados, de manera que el asunto, al parecer, se resolverá administrativamente, con la respectiva indemnización para los familiares de la difunta, quien hasta la noche no había sido identificada.

El tránsito resultó afectado poco más de dos horas.

La policía habilitó un acceso de terracería —contiguo a la carretera— para que los vehículos que circulaban de Progreso a Mérida pudieran continuar su camino.

Las diligencias para levantar el cuerpo se prolongaron. El Ministerio Publico tuvo algunos problemas para retirar el cadáver, ya que la hemorragia interna provocó una hinchazón en la mujer y el cuerpo se atoró bajo el tráiler.— Carlos Gebhardt Acosta
direccion web de la nota aquí.






NO sé en que cabeza cabe contratar choferes impertinentes!!, y por eso pagamos 5 pesos(como 1/2 dolar)?? autobuses podridos y choferes malcriados!! foo!, ojalá pronto me den mi coche para no tener que viajar en esas tumbas rodantes.
Anuncios